Portada aleatoria del post

Financiamiento Verde para el desarrollo de Ciudades Inteligentes

cover para el post Financiamiento Verde para el desarrollo de Ciudades Inteligentes
Foto: Idom para GIZ. Planeación para la creación de un corredor de autobuses eléctricos sobre Eje 8 Sur en Ciudad de México.

Globalmente, existe un constante aumento de fondos orientados a combatir el cambio climático y asegurar un desarrollo sostenible, tanto públicos como privados. Esto desata cada vez más oportunidades de financiar la infraestructura de ciudades sostenibles e inteligentes, como el desarrollo de transporte sostenible, el manejo eficiente del agua y los residuos, la creación de edificación verde, entre muchas otras opciones.

Los tipos de financiamiento más utilizados son el climático, verde o sostenible, los cuales comprenden un ecosistema de flujos de recursos entre distintos actores y distintos elementos, como metodologías, lineamientos, herramientas y etiquetas para su obtención, distinción e implementación. El acceso a oportunidades y ventanillas distintas de estos tipos de financiamientos, que ofrecen tanto el sector público como el privado, depende de la actividad a financiar y algunos factores del proyecto. Estos son: sus objetivos, su impacto social y ambiental, el nivel de riesgo, su escala, el sector, los mecanismos de contratación y la naturaleza del implementador.

Se dice que el financiamiento es climático porque se alinea con las metas globales de reducción de gases de efecto invernadero, para asegurar un calentamiento global por debajo de los 1.5°C. Este tiene el compromiso de realizar acciones encaminadas a la adaptación y mitigación del cambio climático, así como a aumentar la capacidad de resiliencia ante sus efectos. El financiamiento verde tiene un enfoque ecológicamente racional, es decir, pretende tener un impacto positivo en la protección y conservación del medio ambiente, en todas sus aristas no solo climáticas. Por último, el financiamiento sostenible se alinea al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y tiene un objetivo más integral de desarrollo ambiental, social y económico (ilustración 1). El financiamiento sostenible tiene como sucesor el financiamiento o inversión responsable, que tiene el enfoque de atener problemas sociales de pobreza, alimentación y desigualdad, entre otros.

Ilustración 1. Tipo de Financiamiento

Ilustracion 1.png

Para los gobiernos locales (o municipales) existe una amplia gama de productos y servicios de financiamiento climático, de fuentes nacionales o internacionales. Dentro de los tipos de productos financieros disponibles se encuentran: las transacciones intergubernamentales de recursos; el uso de deuda; acceso a capital; o los mecanismos de financiamiento híbridos (capital y deuda). Normalmente, el acceso a estos tipos de financiamiento se realiza a través de distintos instrumentos en el mercado (ver ilustración 2). 

Ilustración 2. Tipos de financiamiento para gobiernos locales

ilustracion 2.jpg

Dentro de las opciones de financiamiento, existen claras etiquetas o distinción en sus productos y servicios como los bonos verdes, sociales o sustentables, los créditos verdes y sustentables, las líneas de crédito especiales emitidas por instituciones de cooperación internacional, o fondos de infraestructura verde. Asimismo, hay otras fuentes sin distintivos, pero también utilizadas comúnmente para estos fines, como el financiamiento estructurado, los colaterales y las asociaciones público-privadas para el financiamiento.

Es muy importante resaltar las oportunidades de asistencia oficial para el desarrollo (ODA, por sus siglas en inglés), fuentes de financiamiento orientadas a la creación de capacidades, el intercambio de experiencias y buenas prácticas, la asesoría en la factibilidad de proyectos y el desarrollo de estudios técnicos, así como de marcos normativos o de gobernanza, para facilitar y estructurar el acceso al financiamiento. Este tipo de fuentes de financiamiento suelen ser subvenciones y son altamente utilizados para la preparación de los proyectos y el acceso al financiamiento de capital.

Si bien el universo de productos y servicios financieros es muy amplio, resaltamos los siguientes mecanismos y fuentes de financiamiento para el transporte sostenible: 

  • Programa de Apoyo Federal al Trasporte Masivo PROTRAM del Fondo Nacional de Infraestructura – que impulsa a través de financiamiento los sistemas de transporte público urbano bajo un esquema de asociaciones público-privadas
  • C40 Climate Finance Facilty – proporciona asistencia para desarrollar proyectos verdes bancables de inversión
  • Aportaciones públicas de Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT) Prestamos puente ECO URBA para Infraestructura – Sociedad Hipotecaria Federal

¿Cómo deben de ser los proyectos? Para acelerar el flujo de capital para la implementación de acciones locales verdes, cada proyecto debe ser una solución:

  • Climática e inteligente: capaz de reducir efectivamente las emisiones de gases de efecto invernadero y favorecerse de la tecnología digital.
  • Factible en cuanto a alineación estratégica y política, y que no genere ningún impacto adicional negativo al medio ambiente o a la sociedad.
  • Técnica y económicamente viable, para acceder a una financiación previamente identificada.
  • Transformacional y con alto potencial para ser escalable y replicable.

Ejemplos de proyectos de inversión verde de iniciativas climáticas locales:

Planta de Tratamiento Mecánico Biólogica (MBT) de Residuos Sólidos Urbanos, Naucalpan. A través de una Asociación Público-Privada - con aportación pública del Fondo Nacional de Infraestructura y una concesión a 20 años bajo el esquema BOT (por el término en inglés Build–Operate–Transfer), el Municipio de Naucalpan financiará la nueva planta de manejo de 1300 toneladas de residuos al día con tecnología de punta que permita valorizar residuos, generar electricidad y reducir las emisiones de carbono. El proyecto permitirá
la reducción de 58 mil tCO2 y generación de energía renovable anual de 17 mil MWh.

Bonos Verdes para Acción Climática, Ciudad de México. La Ciudad de México fue pionera al emitir en 2016 el primer Bono Verde para un gobierno local en América Latina por la cantidad de 1000 millones de pesos, el cual financió proyectos que mitigan el cambio climático a través de proyectos de transporte público sustentable, infraestructura hidráulica y eficiencia
energética. A raíz de la sobre demanda y los buenos avances, la ciudad colocó en 2017 una nueva emisión de Bono Sostenible por un monto de 2000 millones de pesos, que también incluyó financiamiento y refinanciamiento de transporte público sustentable, específicamente para la construcción de la Línea 7 del Metrobús.

Disclaimer: Las opiniones expresadas en esta entrada son opiniones de la(s) persona(s) autora(s), no una posición oficial de UK PACT.

Comparte

Copiar link
Cover del autor Mariana Silva Paredes
Mariana Silva Paredes

Mariana es Consultora Senior en Economía Baja en Carbono en Idom Cosulting.

Al hacer clic en "Aceptar", acepta el almacenamiento de cookies en su dispositivo para mejorar la navegación, experiencia de usuario y analizar el uso del sitio.